sábado, 8 de mayo de 2010

INTRODUCCION

Desde el tiempo de los antiguos griegos, se ha estudiado el uso del vapor como medio de propulsión para distintos medios de transporte. A lo largo de la historia, se han construido máquinas de vapor que han propulsado coches, trenes, o barcos, demostrando que tan solo el agua y el calor podían ser suficientes para propulsar un vehículo. El siguiente proyecto “barco a vapor” funciona por medio de la tercera ley de newton ACCIÓN Y REACCIÓN, allí se verá evidenciada la aplicabilidad de esta en las diferentes etapas de combustión y evaporización del agua concluyendo en la movilidad de éste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada